5 Errores de Branding que debes evitar

Cuando comienzas desde cero una nueva marca, seguro lo único que estás deseando es que todo salga bien, desafortunadamente siempre existirán pequeñas piedras que harán un poco más difícil el camino, pero seguro si estás en el mundo del emprendimiento te encantan los retos. ¿Estás preparad@ para convertir esos errores en aciertos?





No establecer los atributos de la marca





¿Qué sería de los grandes rascacielos sin unos buenos cimientos? Lo mismo pasa con tu marca, tómate tu tiempo y acompáñate de un equipo profesional para crear la identidad gráfica.


Tu logo debe ser tan único como tú, con una personalidad que transmita lo que quieres decir realmente y que claro, te permita diferenciarte de tus competidores. En este punto también es muy importante definir la tipografía y los colores que representarán a tu marca.


Identifica a tu público objetivo




Este paso es fundamental para desarrollar la imagen de tu empresa. ¿A quién le vas a hablar? Quizás tú quieres que millones y millones de personas te vean, pero si ninguna de ellas realmente conecta contigo entonces no te servirá de nada.


Para definir a tu público es importante que tomes la tarea muy en serio. ¿Estás list@? Lo primero es crear un personaje, ponle un nombre si así te sientes más comod@, define que le gusta hacer, cuáles son sus principales problemas, que le preocupa, en qué trabaja, si tiene hijos o prefiere un lindo gatito.


Sólo cuando identifiques bien a tu audiencia, quiénes son y qué les interesa, empezarás a producir contenidos 100% dirigidos a ellos.



Piensa muy bien el mensaje





Para este punto voy a necesitar que reflexiones sobre 2 preguntas muy interesantes.


¿Qué quiero transmitirle a mi audiencia?

¿Cómo quiero que recuerden mi marca?


Si bien la respuesta no vendrá de un momento a otro es importante que lo sepas, ya que desde el inicio de tu proyecto debes de trabajar en que tu mensaje sea claro y bien definido, recuerda que será la pieza clave para lograr un mayor crecimiento.



Define los temas




Es indispensable tener bien definido los temas sobre los que hablarás, recuerda que tu público te buscara si hablas de temas que sean de su agrado o les ayudes a resolver alguna problemática en específico.


A la larga empezarás a ver el valor que le darán a tu marca (y a tus productos o servicios) porque te convertirás en un especialista, en vez de ser alguien que sabe un poquito de todo.



Establece un objetivo en tu comunicación




La falta de intencionalidad tiene que ver con la falta de estrategia en tu negocio y con tu mensaje de marca. Pregúntate, ¿dónde ves a tu marca a corto, mediano y largo plazo?


Es importante que cada palabra, frase, o diálogo tengan una clara intención. Convierte cada posteo, cada historia de Instagram, tu página web en piezas del rompecabezas y así tu público objetivo lo pueda ir armando poco a poco. De nada servirá que crees rompecabezas distintos, tu audiencia se perderá fácilmente.


¿Has cometido alguno de estos “errores”? Si bien te has dado de tropezones con tu marca, esos te han traído los mayores aprendizajes, así que no te desanimes; sigue dando todo para lograr que tu empresa sea reconocida en cualquier parte del mundo.



8 vistas

¿Quieres saber más?

Felicidades 🎉

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir información exclusiva de lo último que está pasando en el mundo digital